Guía textil

Guía textil
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

¿Qué es nuestra Guía Textil?

Los tejidos juegan un papel fundamental a la hora de nuestra percepción del espacio. Además de los aspectos prácticos, los tejidos crean una atmósfera y completan nuestra experiencia con el espacio.

A la hora de elegir un tejido, será de vital importancia conocer las características de las materias ya que determinarán la funcionalidad de cada tejido.

Para ayudarle a hacer la elección correcta, en esta Guía Textil le explicaremos las características y las ventajas de los materiales más populares, tejidos, acabados y algunos procesos de fabricación. 

Empezaremos por: Las caracterísiticas de las fibras textiles.

Longitud: Las materias pueden presentar dos formas según su longitud. Las fibras que tienen una longitud determinada (suelen ser las fibras naturales, exceptuando la seda) y filamentos con una longitud indefinida (suelen ser los materiales químicos)  

Finura: La finura mantiene una relación directa con el tacto de los textiles.

Resistencia a la abrasión: Capacidad de una fibra para soportar el desgaste por abrasión en el uso diario.

Pilling: Fenómeno por el que a lo largo del uso de las prendas se forman bolitas que desmerecen el aspecto exterior de dichas prendas.

Elasticidad: Comportamiento de las fibras ente las fuerzas de tracción. En el punto de rotura se medirá tanto la carga soportada (tenacidad CN/tex) como el alargamiento experimentado (enlongación %).

Ópticas, Brillo: Intensidad con la que la luz es reflejada por la superficie de una fibra. Dependerá de la estructura física y química de la fibra y de su superficie.

Color: El color natural de las fibras influye directamente en las operaciones de coloración, tintura y estampación, determinando tanto los procesos como las posibilidades de tintura.

Absorción: Capacidad de absorber agua y humedad y transferirla a las fibras vecinas.

Electricidad estática: Capacidad de cargarse eléctricamente por el roce del propio uso. Las fibras sintéticas, por su menor capacidad de absorción de humedad presentarán una mayor carga de electricidad estática.

Acción a la luz: Los efectos producidos por las radiaciones solares, afectan a la resistencia a la tracción, al alargamiento a la rotura y a la resistencia a la abrasión de la fibra. También puede provocar un amarillamiento o decoloración de las fibras.

Acción de agentes externos: La acción de mohos, bacterias, microorganismos e insectos. El comportamiento de las fibras ante ácidos álcalis, oxidantes y reductores.

Comportamiento ante el fuego y la temperatura: Especial importancia para los tejidos que se destinen a espacios públicos y a los que tengan que estar expuestos a elevadas temperaturas o al fuego.